domingo, 18 de julio de 2010

Conviertiendo los panes en peces


El boom inmobiliario, que tanta corrupción ha desatado desde el ya lejanísimo caso Juan Guerra, se apoya en un mecanismo muy simple pero relativamente desconocido fuera del mundillo urbanístico. A saber:

1. Cada empresa promotora debe ceder un porcentaje del suelo al Ayuntamiento (un 10% de media) para poder construir. El Ayuntamiento utilizaba (debía utilizar, para ser precisos) ese suelo para equipamientos públicos (polideportivos, piscinas, auditorios) con ayuda o no de las empresas constructoras.

2. En muchas ocasiones, la práctica, sin embargo, era convertir esa cesión de suelo en un pago en dinero, "el convenio urbanístico" (aunque la legislación establece que ese método debe ser una excepción convenientemente argumentada). Es lo que se llama monetarización del aprovechamiento urbanístico, una de las grandes fuentes de ingresos de los ayuntamientos durante el boom junto a los ingresos de las licencias de obra. Monetarizando se convierte un marrón potencial -ese solar en el que los vecinos reclamarán más pronto que tarde que se construya una piscina- en dinero constante y sonante.

3. La corruptela consiste, naturalmente, en que el alcalde o el partido que gobierna en tal Ayuntamiento, para sí, para el partido, o, generalmente para ambos, recibe compensaciones en dinero negro con orígen en esa monetarización. Escenificando el asunto:

- Entonces, ¿seguimos adelante con el tema no?
- Si, pero esta vez tiene que ser más de un 3% , que vosotros vais a sacar una tajada de la hostia con lo de los adosados.
- No te quejes, que nunca habéis tenido problemas con nosotros.
- Si, ya, pero es con este asunto tenemos a todo el mundo encima y los ecologistas salen todo el día en la prensa quejándose de lo del puto parque natural.
- Ya joder, pero de esto nos beneficiamos todos no? Has olvidado a cuanta gente del pueblo tenemos en nómina?
- Por cierto, hablando de nómina, tenemos que hablar de lo de mi sobrino.
- Lleva mes y medio sin presentarse a trabajar.
- Ya, oye, es que está pasando una crisis sentimental. No podríais subirle el sueldo un poco... este mes el banco ha vuelto a devolverle la letra del Audi.
- Veremos lo que se puede hacer. Ya sabes que para nosotros sois como de la familia.

PD. El boom inmobiliario español ha sido un engaño colectivo, una estafa piramidal clásica, en la cualquier vivienda se vendía y se compraba al precio que fuera, en la idea -hasta hace muy poco no desmentida por la realidad- de que siempre vendría detrás otro dispuesto a recomprarla más cara.

En esa rueda los constructores se hacían de oro, los enyesadores sin estudios se compraban BMWs, los concejales con menos prejuicios se forraban, los ayuntamientos contrataban personal a mansalva (familiares, amigos y correligionarios políticos), alquilar era de bobos porque la vivienda "siempre sube" y el gobierno fardaba de que, a lomos del ladrillo, eramos ya la octava potencia mundial.

Todo eso en un país en el que la mayor parte de los pequeños empresarios declara rentas inferiores a 1000 euros mensuales, en el que los autónomos esquivan el IVA a la menor ocasión, un país con una tasa de paro que dobla la media de la OCDE y en el que los bancos deben al Banco Central Europeo la cifra record de 126.300 millones de euros; un país con un precio medio de la vivienda muy superior al de los Estados Unidos (donde ronda los 146.000 euros) y más de 200.000 embargos de inmuebles desde principios de 2008. Un país en el que los ayuntamientos, que han dejado de ingresar 9 de cada 10 euros vinculados a la construcción (los procedentes de impuestos, tasas y aprovechamientos urbanísticos), están al borde de la quiebra (al borde por el lado de dentro del borde).

PD. Me dan mucha risa las huelgas generales de los griegos. El estado no tiene un duro y debe la de dios es cristo (los ateos usamos minúsculas, más que nada para joder a los beatos). Se jubilan a los 54 años cobrando el 100% de su pensión. En cambio los griegos que trabajan en restaurantes en Estados Unidos nunca rellenan los papeles de la jubilación antes de fallecer (en realidad, después de fallecer tampoco se molestan en rellenarlos). ¿Que coño les pasa a los griegos? ¿Acaso creen que pueden vivir para siempre de los derechos de autor por haber inventado la civilización? Si al menos su selección hubiera ganado el mundial...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?