sábado, 26 de marzo de 2011

A veces uno se come al oso....


Uno de los primeros reyes asturies, Favila (o Fáfila) sucesor entre 737 y 739 de su padre, el famoso Don Pelayo, universalmente conocido como precursor de la disciplina olímpica del lanzamiento de peso (modalidad pedrusco cuesta abajo), murió prematuramente, según cuenta la leyenda, debido a un enfrentamiento poco afortunado con un oso durante una cacería.

Al parecer, el fatal encuentro (el oso seguramente tendría una perspectiva diferente del asunto) tuvo lugar en plena montaña asturiana, cerca de la actual aldea de Llueves, en las inmediaciones de Cangas de Onís. De ésta leyenda procede el popular dicho español, "espabila, Favila, que viene el oso".

Muchos años después, en mi película favorita, El Gran Lebowski, el "nota" resumía su filosofía existencial en términos con los que Favila no hubiera podido más que estar de acuerdo:

"Unas veces te comes al oso, y otras veces el oso te come a ti".

Eso es todo y no hay que darle más vueltas. Yo por mi parte anuncio mi intención de dejar de gastar más dioptrías cazando osos y de empezar a disfrutar de la vida, que ya va siendo hora. Eso, naturalmente, implica nuevos retos, de los cuales no es el menor el de buscar algo en lo que emplear el tiempo que todos estos años he consumido entre resumenes y códigos de leyes administrativas que el tiempo va desactualizando inexorablemente.

PD. Espero que si dentro de dos o tres años se vuelven a convocar las opos y sufro un ataque de enajenación transitoria opositoril alguien cerca de mi reuna el valor suficiente para darme un bolsazo con un ladrillo bien gordo.

PD2. El pueblo de Villafáfila, que da nombre a las hermosas lagunas de la provincia de Zamora, lleva ese nombre en homenaje a este legendario rey astur.

PD3. No es improbable que la muerte de Favila fuera, en realidad, un asesinato político, puesto que la usurpación del trono (con oso mediante o sin él) era algo muy propio de los visigodos.

3 comentarios:

  1. Por experiencia, una de las cosas más tediosas por inútiles "moralmente" es estudiar leyes (administrativas o no). ¡Que poco aportan interiormente las jodías! ¿Te vas a apuntar a Yoga? ¿A clases de cocina? ¿Vas a aprender a hacer calceta? :)
    Cuando te pasas la vida estudiando leyes de obsolescencia programada, hay que respirar un poco fuera. Apoyo tu moción.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. La vida esta ahí, a tú alrededor, adelante. Cualquier otra opción debe ser más amena y enriquecedora que estudiar leyes administrativas.

    ResponderEliminar
  3. “Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas…”

    El principito.

    ResponderEliminar

¿Algún comentario?