domingo, 4 de diciembre de 2016

Canciones del 2016


La  canción del año, en memoria de uno de esos genios que no tendrían que morirse nunca.




Una canción que resume mi más profunda y secreta aspiración existencial: no hacer nada de nada y que todos los días sean sábado o, como mal menor, viernes por la tarde.




Una radiografía de la semilla de nuestra propia destrucción, esa que todos llevamos dentro, escondida en alguna costura del alma, nuestro pequeño montoncito of dirt. Un genio hasta el final.




La canción que quiero que pongan en mi funeral.  Que alguien vaya tomando nota por si acaso, que nunca se sabe.




La vida es una broma, muy pesada a ratos, de la que solo el amor y la muerte nos redimen. Puestos a elegir, mejor que lo haga el amor. Y si es entre barcos e gaivotas do Tejo... 




Creta, Creta, Creta!!!!




L'aire es torna vent... vent qu mou el temps... temps que passa ràpid i fa empentes al present... present damunt del cap... i el cap massa ocupat a no deixar-se res a les butxaques del passat. 




Una canción infinitamente inteligente y una historia hermosa que todos hemos vivido alguna que otra vez en algún lugar, en algún momento, en esta o en otra vida.




No desearás a la mujer del prójimo (o si, no?).




El vídeo del año. Para llorar sin parar. Una de esas veces en las que el amor no lo puede todo y en las que la vida corta como una cuchilla de afeitar recién afilada.



NOTA. Por si algún lector puntilloso tiene algo que decir al respecto, es menester advertir a mi queridos lectores de que mis canciones favoritas del 2016 ni tienen porqué ser del 2016 ni nada por el estilo, basta con que yo me las haya encontrado en algún momento de ese año, aunque en realidad fueran anteriores a la invención de la gramola. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?