martes, 4 de septiembre de 2012

Cosillas que vienen pasando




Me voy al pueblo todo el mes de septiembre. El pueblo es -otra vez- el refugio vacacional de los desfavorecidos, que ya llevamos camino de ser muchos y que, al paso que va, acabaremos siendo casi todos.
 
Parece que Cristiano Ronaldo está triste. Lo cierto es que nunca ha celebrado con mucho énfasis los goles de sus compañeros y ahora ya ni siquiera celebra los suyos. Si el asunto de la tristeza va a más intuyo el siguiente paso será empezar a celebrar los que anote el equipo contrario y, en la fase terminal, procurar anotarlos en propia puerta (ya no se si con o sin celebración). No llegará la sangre al río: renovación y más pasta. Ya lo dice el clásico aforismo griego: un poco de pasta basta.
 
Mucho me temo que Rajoy tendrá que convocar elecciones pronto. Ya no le queda nada en el programa electoral por incumplir, así que será cosa de ir fabricando otro, que, como el anterior, se pondrá a la venta en la sección de "Literatura Fantástica" de FNAC.
 
La anciana que restauró el cuadro (por cierto, bastante feo) del Cristo de Borja se ofrece para echar una mano en las obras de la Sagrada Familia de Barcelona.
 
El gobierno del PP está haciendo "lo que debe". Cada vez estoy más convencido de que Zapatero y  Rajoy son colaboradores necesarios: el uno hizo todo lo que pudo para traernos hasta aquí y el otro está haciendo todo lo que debe para llevarnos incluso más allá por el hondo derrotero de la miseria. Pero de rectificar el rumbo, que es de lo que se trata, nada de nada.
 
Una retirada a tiempo es una victoria. No sé de quién es la frase y me da pereza buscarlo en la Wikipedia. Pero lo que si sé es que Rubalcaba no la tuvo en cuenta cuando debió hacerlo. Mucho me temo que el adiós de Zapatero debió ser también el suyo, porque la obra de éste era, en realidad, la de los dos y no tenía sentido prolongarla en un nuevo capítulo que, cada día que pasa, se parece más a la crónica de una muerte anunciada.
 
Soraya me cae mejor que Cospedal. Imposta un poco la voz, intenta parecer muy lista no haciéndole ninguna falta porque nadie lo duda y, por esa vía, acaba teniendo un aire de repelente marisabidilla, pero, con todo y con eso es, con mucha diferencia, lo más potable del Gobierno. Cospedal, en cambio es una dominatrix admonitoria que, cual pérfida madrastra de cuento, dedica sus discursos a proclamar la superioridad moral de las soluciones del PP y a recomendar a los descarriados pecadores del PSOE que remen en la misma dirección que el Gobierno, cosa que el PP ha evitado cuidadosamente hacer siempre que ha tenido ocasión.
 
La política antiterrorista del PSOE es bastante desconcertante. La del PP es repugnante e hipócrita a partes iguales: los peperos nunca han perdido la oportunidad de utilizar el terrorismo o cualquiera de sus esquirlas y derivadas para atizar al PSOE. Ahora, con el asunto de Bolinaga, se ven obligados a apurar hasta la última gota de un cáliz que ellos mismos han colmado muchas veces y algo me dice que encuentran el sabor bastante amargo. Ahí les duele.
 
La Generalitat de Cataluña con una mano solicita el rescate y un anticipo a cuenta del rescate, con la otra dice que el dinero que pide es suyo, con la de más allá (al parecer tiene más de dos) promueve el pacto fiscal y con la que tiene escondida abona el camino de la independencia. Esto, más que hipocresía, es todo un trastorno de personalidad múltiple que ríete tu de Gollum el del Señor de los Anillos.
 
Si no fuera por la crisis que nos acecha por tierra, mar, aire y Grecia algunos de los ministros de este gobierno serían auténticos campeones mundiales del humorismo involuntario. Es muy difícil ser más incompetente que Wert, Arias Cañete o Fátima Báñez que están ahí, como diría mi padre, que en paz descanse, porque de todo tiene que haber en el mundo. Nos dijeron que éstos no eran como los de Zapatero y era verdad: la mayor parte son peores.
 
No entiendo cómo puede ser que, después de todo lo que el PP y el PSOE han hecho por Valencia y Andalucía (respectivamente), haya tanta gente con el estómago suficiente como para votar a esos dos partidos una y otra vez con una adhesión inquebrantable que para sí hubiera querido el Movimiento Nacional (quiero decir el de Franco, no el pasodoble). Claro que, a lo mejor, la gente valora otras cosas. Lo que me da miedo de verdad es imaginar cuáles pueden ser esas cosas.
 
La Troika (que viene a ser algo así como los jinetes del apocalipsis con banda sonora de Wagner) recomienda que en Grecia se trabaje 6 días a la semana y que se rebaje a la mitad (otra vez) la indemnización por despido. Me permito observar que para que esas medidas surtan efecto es imprescindible adoptarlas con gran rapidez, ya que mucho me temo que, dentro de muy poco, cuando todo el mundo esté ya en el paro, no servirán de mucho. Entretanto alguien debería ir pensando medidas para seguir jodiendo a los trabajadores cuando ya no queden trabajadores.
 
Parece que ahora los subsaharianenses (ya sé que no se llaman así, no sean boludos) pretenden invadirnos por vía acuática. Tras un breve chapuzón de 30 metros (en marea baja)  acceden, no se sabe si a braza o a croll, a  la isla de Tierra (el que le puso el nombre era, a lo que se ve, un cachondo) y una vez allí se ponen a mear entre los matorrales y, ya que están, piden una especie de asilo que ha puesto en jaque a las autoridades españolas. El asunto, según parece, se ha solucionado con un reparto salomónico: los que estén en garantía se devolverán y los otros serán repartidos a partes iguales. Y digo yo... ¿Y si entregáramos, a cambio de un precio razonable -que, dadas las circunstancias, sería cualquier precio- esas islas a Marruecos y nos conformamos con todas aquellas que no puedan ser alcanzadas a nado por nadie que no sea Michael Phelps?
 
Tomo nota de una campaña que circula por ahí y que dice así: Necesitamos su firma. Petición Ciudadana: SUBSIDIO EXPRESS para todos los “Sin Ingresos” ¡¡¡¡ Estamos juntando 500.000 firmas en INTERNET para presentar una Petición Ciudadana a Rajoy para que asigne SUBSIDIO EXPRESS a todos los “Sin Ingresos”: 500 €/mes para todos los “Sin Ingresos”. Asignación “AUTOMATICA” e “INMEDIATA”. Hagamos TAXATIVO y EVIDENTE nuestro justo, viable e imprescindible reclamo: SUBSIDIO EXPRESS para todos los “Sin Ingresos”. Para que el SUBSIDIO EXPRESS sea REALIDAD: Difunda esta campaña a sus amigos, familiares, compañeros de trabajo y de deporte, redes sociales, etc. En este país, no me canso de decirlo, no cabe un tonto más. Y en el gobierno tampoco.
 
Finalmente Urdangarín regresa de Estados Unidos, ese sitio en el que ha estado trabajando o haciendo lo que quiera que sea que ese hombre haya hecho en realidad y, en adelante, vivirá de alquiler en la hermosa y mediterránea ciudad de Barcelona. Dos observaciones triviales: a) La cosa de la crisis está peor de lo que yo pensaba y, b) Barceloneses, atentos a sus carteras.
 

PD. Traducción aproximada y casera: hay un culto a la ignorancia en los Estados Unidos y siempre lo ha habido. La corriente de anti-intelectualismo ha sido una amenaza constante que ha serpenteado a través de nuestra vida política y cultural, alimentada por la falsa noción de que la democracia significa "mi ignorancia es tan buena como tu conocimiento". Isaac Asimov.

PD2. Si fuera sólo en Estados Unidos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?