miércoles, 10 de marzo de 2010

Fernando Trueba o la gente mu tonta y mu dogmática

Fernando Trueba considera que su colega Kathryn Bigelow ha usado la guerra de Irak para hacer un filme de acción donde los iraquíes, ha dicho, "carecen de rostro y no existen como seres humanos". Trueba considera la película "detestable, sinuosa y de propaganda bélica", y ha añadido que Bigelow es muy buena técnica, pero debe seguir haciendo películas de acción "en vez de usar el dolor de la gente para hacer una peliculita de tiros".

Según Trueba, "En tierra hostil", que se ha llevado seis estatuillas, entre ellas la primera que logra una mujer a la Mejor Dirección, es "una película de superhéroes", que considera "muy sucia" ese tipo de propaganda y lamenta que la gente "no tenga un espíritu más crítico". Por el contrario, Trueba ha celebrado el Óscar a la Mejor Película Extranjera para la producción hispano-argentina "El secreto de sus ojos" y ha rechazado las comparaciones con su película "El baile de la victoria", que se quedó fuera de los Oscar. En su opinión, la primera "es un thriller político" y la suya es de "corte poético".

Los dos juicios de Trueba son, en realidad, sendos desvaríos.

1) Bigelow no hace propaganda de nada precisamente -si acaso, del sinsentido de la guerra-. Y lo de superhéroes es muy gracioso, porque el antecesor del protagonista en el cargo de artificiero tarda cinco minutos en morir. O sea, un superhéroe de corto recorrido. Y el otro -que la salva de milagro y no precisamente por sus superpoderes- morirá (es obvio) más pronto que tarde.

2) El Secreto de sus Ojos no es un thriller político. Es una historia -magnífica- de amor y venganza con transfondo político, que nos explica que ese sentimiento y ese deseo pueden ser igualmente perdurables. La trama "política" a la que Trueba se refiere es, apenas, parte del complejo paisaje de fondo por el que discurre la trama de emociones contenidas que encierra esa estupenda película (a diferencia de la petulante cursilería dirigida por Trueba que, reconozcámoslo, lleva ya unos añitos bastante despistado).

Es curioso comprobar como como la turbamulta que se autocalifica como progre (y que de progre no tiene nada, empezando por la cuenta corriente) aúlla cuando se tocan sus mantras sagrados: Venezuela, Cuba o la guerra de Irak, por poner tres ejemplos. Que casposos y predecibles llegan a ser estos muchachos.

El problema es que llevan tanto tiempo vadeando el río hacia la orilla equivocada que tienen la verguenza demasiado reblandecida como para reconocerlo, así que no les queda otra que seguir manteniendo, como sea, su dogmático catálogo de tópicos manidos. Ese que hacía que John Ford fuese un mal director, porque hacía películas fachas, sin ir más lejos.

Siempre que les escucho me viene a la memoria una escena memorable de la batalla con la que se inicia Gladiator, en la que Quinto le dice al general Máximo Décimo Meridio, contemplando con indisimulado desprecio las hordas de bárbaros apostadas frente a ellos en el campo de batalla: "Hay que saber cuando se es conquistado".

Entonces Máximo, mirándole a los ojos, replica:

"¿Tú lo sabrías?, ¿y yo?.

Pues eso.

1 comentario:

  1. El problema no es tanto que Fernando Trueba diga bobadas como edificios, es más que haya gente que lo acepte como verdad "porque lo dijo Fernando Trueba". Trueba, como todos, caga, mea y dice bobadas. Y, a veces, bobadas muuuuu gordas.

    ResponderEliminar

¿Algún comentario?