lunes, 16 de agosto de 2010

Gómez, Blanco et al. (II)

Asisto con nausea a la campaña manipulativa del diario El País a favor de Trinidad Jiménez -contra la que, dicho sea de paso, no albergo inquina alguna, como me sucede, por otra parte, siempre que considero que un personaje político resulta perfectamente irrelevante-.

Los argumentos "pro" Trini que desgaja el País son surrealistas:

1) Trini es mejor opción electoral. Debe ser así porque su récord es que NUNCA ha ganado unas elecciones a nadie y en su último intento conocido perdió por no se cuántos puntos con la ínclita Espe. Lo mismo que su compañero de "ticket" electoral, el abrazafarolas Lissaveztsky, quien, como Secretario de Estado de Deportes, ha tenido un papel central en el logro de que Madrid sea capital olímpica... algún día. Dos  auténticos diamantes prestos a ser pulidos, dos ganadores natos invictos en mil batallas. Dos... en fin. Dos.

2) Trini no ha sido "impulsada" por Zapatero a presentarse como alternativa a Gómez. No. En realidad fue Bob Esponja quien la azuzó con un rodillo de cocina (y la promesa de dos burguer-cangreburguer) para que se alistara como candidata.

3) Blanco, el promotor en la sombra de todo el asunto, el mismo que se descuelga ahora con que los impuestos españoles son muy bajos -se ve que también es Ministro extraoficial de economía-, es portada hoy El País con el siguiente titular altamente manipulativo "Blanco avisó a Gómez el primero de que perdía los sondeos". Al margen de la excelente redacción -más propia de un politoxicómano en pleno síndrome de abstinencia-, se asume en la noticia como cierto un hecho indemostrado, las famosas encuestas que dan como ganadora a Trini. Encuestas que, átense los machos o lo que cada uno tenga más a mano, dicen que incluso el 20% de los votantes del PP estarían dispuestos a votar a Trini. Por supuesto que sí: las fanáticas ordas peperas están ansiosas por votar a Trini y, ya puestos, los peperos hacen cola para pedir autógrafos a Zapatero y para lamerle el culo por turnos a Pepiño. Lo que hay que leer.

Me encantaría que ganara Tomás Gómez. Imagino que no sucederá porque todas las huestes del mal están concentradas forjando en el Monte del Destino un anillo de poder que convierta a Trini en reina de toda la tierra media madrileña, pero da tanto gustirrinín pensar que en ocasiones sucede que el mal es derrotado contra todo pronóstico... aunque sea por un diminuto hóbbit...

Saruman: A new power is rising. Its victory is at hand. This night the land will be stained with the blood of Rohan. March to Helm's Deep. Leave none alive. To war!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?