viernes, 30 de agosto de 2013

Borrón y cuenta nueva

 
 
La cantante Hyon Song-wol, exnovia del líder norcoreano Kim Jong-un, ha sido ejecutada en Corea del Norte junto a un grupo de músicos y bailarines acusados de grabar y vender pornografía, según publicó este jueves el diario surcoreano Chosun Ilbo. Al parecer la cantante y sus compañeros fueron detenidos el 17 de agosto por grabar y vender vídeos pornográficos y por la posesión de varias biblias y fueron ejecutados en público tres días más tarde.

Se cree que Kim Jong-un mantuvo hace 10 años una relación con la cantante, aunque ésta terminó ya que no contaba con la aprobación de King Jong-il, el padre del actual líder norcoreano. Tras la ruptura, Hyon se casó con un soldado y Kim Jong-un lo hizo con otra cantante, Ri Sol-ju, que también fue miembro de la orquesta Unhasu.

Al parecer los 12 artistas fueron ejecutados delante de otros miembros de sus grupos y de sus familiares, y éstos últimos fueron trasladados después a campos de trabajo.
 
PD. En un curioso alarde de hipocresía el padre del interfecto (el anterior líder de la patria) era, entre otras cosas, un avezado consumidor de porno en todas sus variantes. Al hijo, en cambio, le va más el asesinato político y la represión de los disidentes.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?