jueves, 27 de octubre de 2016

Sucede por la noche



Los restos

Me vacío de los nombres de otros. Vacío mis bolsillos.
Vacío mis zapatos y los dejo al lado del camino.
Por la noche atraso los relojes;
Abro el álbum de familia y me veo de niño.

¿Para qué todo esto?  Las horas hicieron lo suyo.
Digo mi propio nombre. Digo adiós.
Las palabras una tras otra se van en el viento.
Quiero a mi esposa pero le digo que se vaya.

Mis padres se levantan de sus tronos
en lechosos cuartos de nubes. ¿Cómo poder cantar?
El tiempo dice lo que soy.  Cambio y sigo lo mismo.
Me vacío de mi vida y mi vida se queda.


Un poema de Mark Strand




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?