lunes, 3 de julio de 2017

Idas y venidas



Lo he comprobado y llevaba sin escribir en mi blog desde el 14 de mayo. Mes y medio de ausencia, que tiene que ver con la logística viajera: en este periodo he estado en Milan, Bérgamo, Verona, Vicenza, Venecia, Córdoba, Zamora, Asturias, Leon y Villabrázaro (provincia de Zamora) y con tanto ajetreo y tanta maleta no da tiempo a nada y menos a ponerse a escribir. 

Pero no es sólo eso. Siempre que abandono el blog siento curiosidad por saber si volveré a sentir el impulso de regresar. Hasta ahora esa necesidad ha reaparecido siempre de forma insidiosa: al escuchar una noticia, leer algo o alumbrar alguna idea absurda a la sombra de una higuera me sorprendo pensando... me gustaría escribir sobre eso. Y echo de menos encontrar un rato para hacerlo.

En fin, que estoy de vuelta (aunque todavía me quedan la mitad de las vacaciones). Y que he llevado el coche al taller a pasar la revisión anual y he comprobado que en poco más de cuatro años ha acumulado la bonita cifra de 110.000 kilómetros, lo que así a ojo son casi tres vueltas al mundo siguiendo la línea del ecuador y una morterada de dinero en gasolina.

Quizás llegue un día en que al final de una de esas idas y venidas ya no sienta la necesidad de volver a escribir. Puede ser, no lo sé. Pero tengo la impresión de que todavía tendré que dar alguna vuelta más al mundo antes de que eso ocurra. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?