domingo, 22 de noviembre de 2015

Con la frente marchita







Como la memoria es frágil, cuando dentro de una década alguien nos pregunte que era lo que pasaba durante aquellos años, para entonces ya lejanos, en los que el Barcelona lo ganaba casi todo y se presentaba en el Bernabeu y bailaba al Real Madrid, todos recordaremos -por supuesto y como no podía ser de otra manera- el nombre de Leo Messi, pero convendría el paso del tiempo no borrara el hecho de que a su lado jugaron tres de los mejores centrocampistas de la historia: Xavi (ya en su exilio-prejubilación), Iniesta y Busquets. 

De los tres Iniesta es -en su mejor estado de forma o lo que es lo mismo, cuando no está lesionado, que es bastante a menudo- el que tiene más clase de todos, el único capaz de hacer cosas que parecen imposibles y que lo son hasta que a él se le ocurre hacerlas. Si le tiras la pelota el no la pierde y se las apañará para devolvértela aunque esté rodeado por una troupe de jihadistas con subfusiles. A medida que se acerca al área, sin embargo, sus habilidades se vuelven humanas: le cuesta un mundo hacer un gol. En contrapartida, cuando los hace son goles memorables, como el de la noche de ayer, como el de Stanford Bridge o el de la final del Mundial.

Busquets es, sencillamente, el mejor mediocampista defensivo de la historia. Y lejos de exagerada, me parece que semejante afirmación no está a la altura de su talento, porque no sólo es el primer defensa fuera de la defensa, sino que es el organizador del tinglado, el que siempre está donde tiene que estar, el que nunca falla, el más regular, el que lo empieza todo, el que pone orden y concierto y el que nunca desfallece. Un prodigio con una pinta la mar de normal. 

Mención aparte merece Piqué, a quien sus habituales tonterías de niñato malcriado le hacen parecer peor futbolista de lo que es (que es realmente excepcional), Neymar, que es un proyecto de demonio cada vez menos proyecto y cada vez más demonio, y Suarez, un auténtico depredador, el mejor delantero centro que hemos tenido nunca (y los hemos tenido muy buenos). 

PD. Con el chollo que tenemos con esta gente del Madrid no se yo si nos conviene independizarnos...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?