jueves, 26 de noviembre de 2015

No anden por ahí jodiendo (al prójimo, quiero decir, ya me entienden, no hablo de sexo, a ver si lo voy a tener que explicar todo, carajo)



La gente que me lee habitualmente (muchas gracias!) sabe que me gustan los fados y la música country contemporánea, que, con contadísimas excepciones, no es muy conocida en España. Y de entre todos los compositores actuales de country, si tuviera que elegir a una/o, esa/e sería sin duda Kacey Musgraves, porque no se parece a nadie y además derrocha talento y otras cualidades que ahora no hacen al caso pero que no pueden dejar de verse de ninguna manera.

Esta canción, en particular, me encanta porque es preciosa y porque nos recuerda algo que conviene no olvidar: nadie se eleva sobre los demás por hablar mal de ellos, nadie apaga su fuego echando gasolina al del prójimo, nadie crece por hacer que a su alrededor la gente se sienta pequeña y, en resumen, que, como regla general, si no tenemos nada bueno que decir es mejor que procuremos no decir nada. 


Taking down your neighbor won't take you any higher
I burned my own damn finger pokin' someone else's fire
I've never gotten taller makin' someone else feel small
If you ain't got nothin' nice to say don't say nothin' at all


Just hoe your own row and raise your own babies
Smoke your own smoke and grow your own daisies
Mend your own fences and own your own crazy
Mind your own biscuits and life will be gravy
Mind your own biscuits and life will be gravy


Nobody's perfect, we've all lost and we've all lied
Most of us have cheated, the rest of us have tried
The holiest of holies even slip from time to time
We've all got dirty laundry hangin' on the line.


PD. En traducción libre, hornea tus propias galletas, vive tu vida y métete en tus asuntos porque nadie es perfecto y todos tenemos un buen montón de ropa sucia por lavar. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?