lunes, 4 de febrero de 2013

Primicia informativa



Ha llegado a nuestro conocimiento que, al parecer, la comisión integrada por un numeroso grupo de destacados intelectuales progresistas a los que la dirección del partido socialista había encargado el diseño de nuevas propuestas para refundar sus estatutos ha celebrado una convención en el cuarto de ascensores de la escalera de Ferraz y se ha despachado a gusto con una iniciativa revolucionaria: impedir que los idiotas accedan a los cargos directivos del PSOE, como venía ocurriendo hasta ahora.
 
A lo largo de las últimas décadas una bienintencionada política de no discriminación había permitido que un nutrido grupo de tarugos, cretinos y tontos de remate se hicieran con las riendas de esta fuerza política. Haciendo valer la consigna "la igualdad bien entendida empieza por uno mismo", diversas corrientes formadas por individuos con severas dificultades de comprensión lectora y un más que discutible dominio de la tabla del cuatro habían ido copando la práctica totalidad de los puestos de relevancia en el aparato de la organización.
 
El programa electoral del PSOE, como no podía ser de otra forma, había comenzado a resentirse. Los miembros de la comisión critican, por ejemplo, que varias de las medidas programáticas incluyesen locuciones tales como "si eso", "a lo mejor" y "esto va a ser culpa del PP" y han subrayado el preocupante hecho de que la última propuesta del PSC en relación con el derecho a decidir no fuera comprensible ni siquiera para sus redactores. Además, algunas fuentes afirman que las medidas de política económica de la última campaña de Rubalcaba habrían sido inspiradas por dos expertos en economía internacional, los doctores Calamardo y Patricio, cuya formación en las aulas de una oscura institución, al parecer asociada al Fondo Monetario Internacional y denominada Fondo de Bikini University, habría comenzado a ser puesta en cuestión por algunos medios de comunicación extranjeros.

Las reacciones políticas se han sucedido en cascada. Al enterarse de la novedosa propuesta Pepiño Blanco ha convocado una rueda de prensa en las instalaciones de la gasolinera de la Autopista A6 anexa al club "Huracán" de Benavente, en la que se ha declarado enormemente apenado con la noticia. "No entiendo a que viene esta persecución personal", ha declarado entre lágrimas. Interrogada al respecto, la Ministra de Trabajo Fátima Báñez ha anunciado, con ocasión de la presentación de los datos del paro correspondientes del mes de enero, que no teme por su cargo, ya que está convencida de que el PP no piensa secundar la medida del PSOE y que la dejen en paz, que bastante tiene con lo suyo. Por su parte, Oriol Pujol ha declarado en un publirrreportaje a todo color en el suplemento de sociedad del diario La Vanguardia, que a él que no le miren: "antes de llamarme tonto deberíais mirar mi cuenta bancaria, colla de pringats".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?