viernes, 9 de enero de 2015

Vidas que no llegamos a vivir





Y me duele ver que siempre 
nos creímos convencidos
de que el otro era el motivo
de que todo esté perdido.

Y me duele convertirte
en nostalgias y en olvido
y en abrazos encogidos
que no abrazan con cariño.

Y me duele imaginarme
quien se cruza en tu camino
y me duele sobre todo
no poder soñar contigo

... no poder morir contigo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algún comentario?